Agua, Encuentra el balance para rehabilitar tu cuerpo

 

Alguna vez, has visto tu reflejo en el espejo y preguntado  cuándo salieron esas pequeñas arrugas? Porque el tono de tu piel, te da un aspecto cansado y opaco? O, Porque tu piel se siente áspera?

Un gran porcentaje de la respuesta, a estas preguntas ,es el nivel de hidratación que tiene tu cuerpo.  Así es, el nivel de hidratación en nuestro cuerpo afecta en gran medida nuestro aspecto y rendimiento físico y mental.

Nuestro cuerpo es un 75% de agua al nacer y aproximadamente un 60% en la edad adulta; al envejecer, los niveles de agua en nuestro cuerpo se van reduciendo drásticamente hasta reflejar en nuestra piel esas temidas arrugas.

Una mala hidratación aunado con una dieta inadecuada y altas temperaturas de frio o calor, pueden, no sólo causar un envejecimiento prematuro, sino también, resequedad y  aspereza en la piel,   así como un tono opaco en nuestro rostro.

Por el contrario, una  hidratación acorde a nuestro cuerpo, tendrá como beneficio no sólo un cambio positivo en nuestro rostro, como: un mejor tono de piel, menor aparición de arrugas, mayor flexibilidad y suavidad  en nuestro rostro; sino también, a nivel corporal, ayudará en la pérdida de peso, mejor rendimiento de nuestro cerebro, reducción de calambres y dolores de cabeza y una mejor digestión y circulación en nuestro cuerpo.

Para mantener una buena hidratación se recomienda tomar de 6 a 8 vasos de agua lo cual equivale de 1.5 a 2.5 litros.  Sin embargo, para saber la cantidad exacta de agua  que debemos tomar diariamente se puede dividir nuestro peso total entre  30; por ejemplo:

70 kg. : 30 = 2,333 litros

Para que el agua bebida tenga en nuestro un mayor beneficio, debe de ser ingerida en horarios estratégicos durante el día.

  • 2 vasos después de levantarnos  en la mañana, ayudará a activar el organismo.
  • 1 vaso de agua antes de cada comida,  ayudará a mejorar la digestión.
  • 1 vaso de agua antes de tomar una ducha, ayudará a regular la presión sanguínea
  • 1 vaso de agua antes de ir a dormir, ayudará a reducir calambres o ataques al corazón.

Por último, recuerda que si realizas alguna actividad física o vives en un lugar de alta temperatura, ya se para frio o calor, es recomendable tomar más  de 2 litros de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *