Arrugas

Después de los 23 – 25 años es normal que, nosotras, como mujeres, comencemos a preocuparnos  por  esas  pequeñas líneas de expresión que poco a poco van apareciendo sobre nuestro rostro, así es, esas “arrugas”. Dependiendo la genética  de nuestro cuerpo, los hábitos de cuidado de nuestra piel y el estilo de vida que llevemos estas pequeñas líneas se reflejarán en nuestro rostro en  menor o mayor medida; Es por ello que después de esta edad, es importante  tener una rutina continua para su cuidado.

Por lo general las arrugas se producen  por una disminución  en calidad y cantidad de la  red de elastina,  fibras de colágeno  y el grado de humedad que produce nuestro organismo.

Existen tres tipos de arrugas, clasificadas de acuerdo a su origen de aparición.  1) Arrugas gravitacionales, las cuales como su  nombre lo menciona son las arrugas que aparecen debido a la gravedad estas suele ubicarse en la parte baja de la cara  (cuello) y en la parte de los ojos y parpados. 2) Arrugas dinámicas, como su nombre lo indica son aquellas arrugas que se originan por el constante movimiento de nuestros músculos faciales realizados por alguna facción  como por ejemplo sonreír o fruncir la frente. 3) Arrugas Mixtas, como su nombre lo indica, este tipo de arrugas son creadas debido a la combinación de las dos anteriores.

Para minimizar los efectos del envejecimiento es recomendable  tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • Evita la exposición prolongada al sol
  • Utiliza siempre bloqueador solar
  • Lleva una alimentación saludable, enfocada a frutas y hortalizas, estos ayudaran en gran medida ya que son ricos en antioxidantes, lo que te ayudara a reducir los efectos del envejecimiento
  • Tomar suficiente agua y mantener nuestra piel, siempre, bien hidratada
  • Trata de llevar una vida libre de estrés
  • Trata de dormir por lo menos de 7 a 8 horas

A continuación te recomendamos las siguientes mascarillas  que te ayudaran a  mantener tu piel joven y retrasar el envejecimiento. Recuerda que para obtener resultados, debes de ser constante.

Mascarilla de Huevo y limón

Lo que necesitas:

  • Clara de huevo
  • 1 limón

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta espumosa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 20 a 25 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de Miel y  Aloe Vera

Lo que necesitas:

  • Miel
  • Clara de Huevo
  • ½ Limón
  • Aloe vera

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta espumosa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 20 a 25 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de Café y Yogur

Lo que necesitas:

  • Café
  • Yogur natural, o griego

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta uniforme. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 20 a 25 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de Plátano y Miel

Lo que necesitas:

  • Miel
  • Plátano

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta uniforme. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de Zanahoria

Lo que necesitas:

  • Zanahoria molida

Realiza una pasta espesa de zanahoria. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.