Descubre cómo cuidar tu piel en verano

Por fin el verano ha llegado,  y con este  el calor  que hacen  que nuestra vestimenta se haga más ligera exponiendo nuestra piel   y rostro a las altas temperaturas, esto sin importar si vas a la playa o no.

Para disfrutar de un asombroso verano, te  mostramos a continuación los cuidados esenciales que debes de mantener para proteger tu piel de este maravilloso clima y estar más radiante que nunca.

Algunos de los cuidados que debes de tener  al exponerte al sol, son:

Protector Solar: Ahora más que nunca se vuelve imperativo el uso de protector solar, más aún en esta época del año. Es importante colocar protector solar especial para cara y cuerpo.  Los protectores solares especiales para el rostro son aquellos que tienen propiedades más sensibles y que a pesar de ser usados sobre maquillaje no producirán ninguna irritación.

Es importante usar  protector solar  con un  “FSP”  (Factor de Protección Solar) de   entre 30  y 50 ya que estos te protegerán entre un 96 y 98% respectivamente, 30 minutos antes de exponerse al sol.

Vestimenta adecuada:  Se recomienda utilizar ropa ligera en colores claros y fibras naturales,  que cubran la mayor parte de la piel. Así mismo es importante utilizar sombrillas y sobreros de ala ancha.

Gafas con protección UV:  No olvides utilizar protección  para el área de los ojos,  debido a que esta área es muy sensible los rayos de sol afectan en gran medida el contorno de los ojos oscureciéndola y originando pequeñas arrugas.

Horario con mayor afectación: Los rayos solares  son más fuertes entre el medio día y las 4 de la tarde, es por ello que si no se puede o quiere evitar este horario  es importante  utilizar la protección adecuada.

Hidratación: Sabemos lo importante que es mantener una hidratación adecuada en  nuestro cuerpo,  en verano nuestro cuerpo pierde más líquidos que en otras épocas del año, es por ello que aunque  el   nivel de hidratación depende  de cada cuerpo, se recomienda tomar  alrededor de 3 a 4.5 litros de agua al día.

Cremas Hidratantes: Es importante utilizar cremas  hidratantes o lociones “after-sun”  ya que estas te protegerán de cualquier irritación, resequedad o quemadura que se pueda producir después de la exposición al sol.

Disminuye la Exfoliación:  Aunque la exfoliación es importante para mantener un rostro brillante y libre de impurezas se recomienda no realizar exfoliaciones contantes en esta época del año ya que esta puede dejar la piel más sensible a los rayos solares.  En caso de exfoliar tu piel, procura que esta sea suave y adecuada para esta época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *