Exfoliantes

La contaminación, el maquillaje, el cansancio y el estrés causan en la piel daños  que originan una apariencia marchita, apagada y envejecida; Y aunque la piel se renueva cada 28 días, remplazando las células afectadas y muertas de nuestra piel por nuevas y más vibrantes, estos factores hacen que esta renovación tarde más tiempo o no sea suficiente contra sus daños originados.

Es por ello que la  exfoliación debe de convertirse en un paso importante en nuestra rutina de belleza ya que esta ayuda a  que nuestra piel quede lista para absorber los nutrientes y principios activos de los productos humectantes y de rejuvenecimiento. Es recomendable exfoliar la piel una vez por semana, ya que de esta forma, nuestra piel mantendrá un aspecto hidratado y rejuvenecido.

En el presente artículo , te recomendamos las siguientes mascarillas  que te ayudaran a exfoliar tu piel.

Exfoliante de Azúcar y Naranja

Lo que necesitas:

  • Jugo de Naranja
  • Azúcar

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por todo tu rostro. Retírala con agua tibia. Después de utilizar el exfoliante, recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Exfoliante de Avena y Yogurt

Lo que necesitas:

  • Avena
  • Azúcar
  • Yogurt

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por todo tu rostro. Retírala con agua tibia. Después de utilizar el exfoliante, recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Exfoliante de Sal y Jitomate

Lo que necesitas:

  • Sal
  • Jitomate

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por todo tu rostro. Retírala con agua tibia. Después de utilizar el exfoliante, recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Exfoliante de Café y crema hidratante  

Lo que necesitas:

  • Café granulado
  • Crema hidratante

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por todo tu rostro. Retírala con agua tibia. Déjalo actuar de 10 a 15 min. Después de utilizar el exfoliante, recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Exfoliante de Leche y Sal  

Lo que necesitas:

  • Leche
  • Sal

Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por todo tu rostro. Retírala con agua tibia. Déjalo actuar de 10 a 15 min. Después de utilizar el exfoliante, recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.