La importancia de usar Bloqueador Solar

 

En los últimos años el cambio climático  ha ocasionado que  los rayos  ultravioleta del sol  afecten con mayor  intensidad nuestra piel ocasionando no solo el envejecimiento y oscurecimiento de la piel sino también cáncer de piel.

Actualmente se han identificado tres tipos de rayos ultravioleta, estos son UVA, UVB y UVC. Aunque  no es necesario preocuparse de los rayos solares tipo C   ya que estos  son bloqueados por la  atmosfera de la tierra, es importante protegerse contra los rayos tipo A y B.

Los rayos UV (ultravioleta violeta) dañan el ADN de las células causando consecuencias  negativas en nuestra piel. Se ha demostrado que un 90% del envejecimiento  es causado debido a los rayos solares; otros ejemplos de daños  causados en la piel son: oscurecimiento de la piel, las arrugas, la pérdida de elasticidad, quemaduras  y el más nocivo de todo cáncer de piel.

Algunos de factores que intensifican los rayos UV son:

  • Hora del día: Los rayos solares son más intensos entre 10 a.m. y las 4:00 p.m.
  • Temporada del año: La intensidad de los rayos solares aumenta en primavera y verano
  • Distancia del ecuador: La intensidad rayos UV  disminuye a medida que se aleja de la línea ecuatorial.
  • Altitud: Los rayos solares son más intensos en lugares con elevación alta.
  • Formación nubosa: Los rayos solares pueden  atravesar o ser reflejados por las nubes. En caso de que estos sean reflejados, los efectos en la piel suelen ser más intensos. Por otro lado, existen formaciones nubosas  que actúan como  filtros, reduciendo la exposición de los rayos solares.
  • Reflejo de las superficies: Algunas superficies como la nieve, el agua, el pavimento o la hierba suelen reflejar los rayos solares por lo que intensifica la exposición de los rayos UV.

Es bien sabido que, una de las acciones más importantes para proteger nuestra piel  de la exposición del sol, es el uso de bloqueador solar. Ya que un bloqueador solar con  un FPS (factor de protección solar) de entre 30 y 50 puede proteger de un 96% a 98%.

Los protectores solares  contienen  distintos agentes y compuestos (ácido para-aminobezoico, dióxido de titatino, cinamato de metilo, avobenzona, salicilato y óxido de zinc ) que sirven como filtros y reflejantes de los rayos ultravioletas del sol.   Existen dos tipos de filtros, los filtros físicos  y los filtros químicos.

Los filtros Físicos son aquellos  formados por oxido de titanio y zinc; caracterizándose por absorber y reflejar  los rayos ultravioleta. Alguna de  las desventajas de este tipo de filtros  es que resecan, deshidratan y dejan un color blanquecino en la piel.

Por otro lado, los filtros químicos son aquellos que están compuestos  por carbono; estos se caracterizan por absorber la radiación ultravioleta y convertirla en calor térmico. En comparación con los filtros físicos, los filtros con compuestos de carbón  son más cosméticos ya que no deshidratan la piel y no dejan un tono blanquecino

Actualmente los  bloqueadores  que cuentan con los dos tipos de filtros son los que otorgan mayor beneficio  a  nuestra salud.

Otras medidas necesarias para proteger tu piel son: el uso de ropa ligera,  cremas after-sun o hidratantes, utilizar gafas  con protección UV, mantener una hidratación adecuada.

Por último te recomendamos, repasar las medidas necesarias para proteger tu piel  de los rayos ultravioleta  y disfrutes  de  este verano mientras cuidas tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *