Limpieza profunda

Con el paso del tiempo  el estrés y el ambiente en el que vivimos  suele tapar nuestros poros  dando a nuestra piel un aspecto envejecido,  con manchas y puntos negros. Es recomendable, una vez al mes,  incluir en nuestra rutina mascarillas que se encarguen de limpiar nuestra piel profundamente, liberando los poros de la suciedad para regenerar nuestra piel con un cutis libre de impurezas y darnos un aspecto   más fino  y uniforme.

A continuación  te presentamos algunas  mascarillas que podrás realizar desde la comodidad de tu casa y con ingredientes que, de seguro, tendrás en tu alacena.

Antes de colocar las mascarillas es importante que laves tu cara con jabón neutro  y agua tibia. Asimismo para abrir los poros puedes colocar una toalla con agua de tibia – caliente sobre tu cara, después de retirarla puedes quitar los puntos negros con dos gazas o algodones limpios   y haciendo una leve presión sobre aquellas zonas con impurezas.

Mascarilla de Arcilla verde  y limón

Lo que necesitas:

  • 2 cucharadas de arcilla verde (20 g)
  • El jugo de 1 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Mezcla la arcilla con el limón, una vez que esté integrado coloca el aceite.  Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de Arcilla verde  y limón

Lo que necesitas:

  • 2 cucharadas de arcilla verde (20 g)
  • El jugo de 1 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

Mezcla la arcilla con el limón, una vez que esté integrado coloca el aceite.  Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de huevo y miel

Lo que necesitas:

  • 1 clara de huevo
  • 2 cucharadas de miel

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta espumosa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.

Mascarilla de avena y leche

Lo que necesitas:

  • 2 cucharadas de avena
  • leche

Mezcla ambos los ingredientes hasta formar una pasta espumosa. Aplica sobre tu rostro, y  da masajes circulares por toda tu cara. Deja de 10 a 15 minutos, Retírala con agua fría. Recuerda humectar tu cara con un tónico y crema hidratante.